Zumbidos de Ermua


01

Enclavado en una profunda garganta entre los montes Urko y Ureta, la historia de Ermua está ligada a las antiguas ferrerías y al hierro, al igual que todo el Valle del Deba. Ermua cuenta con una población de 16,289 habitantes, y es el último municipio vizcaíno antes de llegar a Gipuzkoa. Situado en zona fronteriza entre los territorios históricos de Bizkaia y Gipuzkoa, fue escenario de grandes luchas en el pasado por el control del territorio, y objeto de fuerte inmigración en las últimas décadas del siglo XX.

Los intensos procesos migratorios a los que se vio sometida Ermua en el pasado han degenerado en un creciente problema de superpoblación en el presente, con una densidad poblacional de 2,540 hab/km2. Por el contrario, la diversidad y pluralidad que las gentes procedentes de otras zonas del Estado aportaron al municipio, junto con la fuerza emergente del asociacionismo de los colectivos de inmigrantes que trajeron además sus propias manifestaciones culturales, enriquecieron ese crisol de culturas que caracteriza hoy en día a Ermua, conviviendo en perfecta armonía con la cultura vasca y el Euskera.

En la actualidad Ermua se vincula fuertemente a la industria automotriz auxiliar, y a pesar de las tendencias de deslocalización de los grandes grupos automotrices, desde el área de Promoción Económica, Empleo y Formación del Ayuntamiento de Ermua se han conseguido mantener las más importantes y emblemáticas empresas que dan empleo a miles de ermuatarras, trabajando intensamente en la promoción del empleo y la lucha contra el paro.

De hecho, el paro es uno de los problemas que más preocupan a los y las ermuatarras (50.1%), junto con la legítima aspiración de la variante (40.8%), la ausencia de plazas de aparcamiento (39%) y otros temas relacionados con el urbanismo y la movilidad. Por detrás de todos ellos se sitúa la inmigración (10.9%) en los mismos parámetros que el resto de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

En las últimas dos décadas la población de Ermua ha ido descendiendo paulatinamente, lo que ha supuesto un alivio en cuanto a densidad poblacional. Pero ese descenso ha sido amortiguado por la llegada de inmigrantes extranjeros al municipio. Actualmente la población extranjera en Ermua asciende a 860 personas, de origen principalmente extracomunitario, lo que supone un 5.3% respecto al total de población. La población de origen marroquí es mayoritaria en Ermua, pues supone aproximadamente un 37% de la población inmigrante, seguida de Portugal (13.6%) y a mayor distancia Brasil, Venezuela, Malí o Rumanía con registros en torno al 5%.

En términos sustantivos, lo más significativo es que la población inmigrante contribuye directamente a invertir la dinámica de envejecimiento poblacional, y tiende a ocuparse mayoritariamente por cuenta ajena en el sector servicios; y en otros participa directamente en la dinamización de la economía local con la apertura de negocios en los sectores de la hostelería y del negocio de proximidad.

Un reflejo claro del tejido socioeconómico e intercultural de Ermua es el Centro de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). Ubicado en el vecino municipio de Mallabia, el PCPI está dirigido a jóvenes de entre 15 y 19 años, y ofrece programas de formación profesional en automoción, mecanizado y peluquería, junto con otros programas específicos en apoyo a la obtención del Graduado en Educación Secundaria (ESO). La principal virtud del Centro es la de cumplir con dos funciones básicas en el desarrollo integral de los y las adolescentes: una, educativa, y, otra, formativa.

Como parte del proyecto integral, complementa la oferta educativa y formativa con un trabajo concreto desde el ámbito social mediante la realización de talleres y actividades para prevenir conductas de riesgo (alcoholismo juvenil, salud sexual, etc.) y otras actividades de creatividad e innovación social. Asimismo, coordina la realización de prácticas profesionales previas a la obtención del título profesional, visitas a empresas y otros centros de formación, etc.

El PCPI es gestionado por el Área de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Ermua, y es un fiel reflejo de los intensos procesos migratorios que se están produciendo en todo el Valle del Deba en general, y particularmente en el municipio de Ermua. No en vano, para el curso 2012-2013 se han matriculado 88 alumnos y alumnas, y cerca de una tercera parte es de otras nacionalidades.

En general, Ermua es un municipio abierto y solidario que recuerda su pasado y se proyecta al futuro en términos de tolerancia, respeto e interculturalidad.

Últimos contenidos del proyecto