Zumbidos de Portugalete


Portugalete13

La noble villa de Portugalete fue fundada oficialmente en 1322 por Dª María Díaz de Haro, a partir de un asentamiento preexistente habitado por gentes del mar. En sus inicios se especializó en el comercio y el transporte de mercaderías gracias a su ubicación estratégica en la desembocadura de la Ría del Nervión. Desde finales de la Edad Media, Portugalete fue considerado el puerto de salida de la lana castellana con destino Flandes, y el mineral de hierro con rumbo a los hornos al servicio de la Corona británica.

Pero la transformación socioeconómica de Portugalete vendría años después, a finales del siglo XIX, marcada por tres hitos importantes: la llegada del ferrocarril y la construcción de dos de los emblemas de la villa, el Puente Colgante y el Muelle de Hierro.

La industrialización del territorio vizcaíno fue particularmente intensa en la zona minera y en la margen izquierda de la Ría del Nervión. La necesidad de mano de obra hizo que hasta allí llegaran miles de trabajadores procedentes del campo y de otras zonas del Estado (Castilla, Galicia, Extremadura, etc.) con la esperanza de iniciar una nueva vida. En esos años de explosión demográfica Portugalete multiplicó su población por 10, pasando de poco más de 5.000 habitantes en el año 1910, hasta su máximo histórico alcanzado en 1981 con 58.071 habitantes.

Desde entonces la villa jarrillera –conocida así por las pequeñas jarras o jarrillas en las que se servía el txakoli antiguamente- ha experimentado un paulatino descenso poblacional hasta llegar a los 47.756 habitantes actuales, siendo el 4º municipio vizcaíno por tamaño poblacional después de Bilbao, Getxo y Barakaldo. Y al igual que otros municipios vascos, Portugalete ha experimentado cambios notables en su composición demográfica por la llegada de población inmigrante extranjera, y en su realidad cotidiana se refleja la heterogeneidad de culturas, procedencias y nacionalidades que conviven en el municipio: desde el sonido chillón de una dulzaina, pasando por las alegres voces que acompañan la popular “Rianxeira”, al crepitar de un kebab o el machacón y sensual son cubano.

Actualmente la población extranjera residente en el municipio representa el 4.3% de la población, frente al escaso 0.5% del año 2002. La llegada de estas personas ha contribuido a amortiguar el prolongado descenso poblacional experimentado por el municipio en la última década. Con todo, Portugalete es uno de los municipios vascos con menor índice de población extranjera, y en él conviven hasta 53 nacionalidades diferentes procedentes de todos los rincones del mundo: Rumanía, Marruecos, Paraguay, Bolivia, China, Colombia, Brasil, Perú, Argelia, Venezuela, Ecuador, Senegal, Reino Unido, Cuba, Nigeria, etc.

Estos son nuestros nuevos vecinos y vecinas… Los del cuarto izquierda, los del segundo centro o la del primero interior en Azeta, Buena Vista, Mugakoa, San Roque o Carlos VII. Y a pesar que la crisis económica está haciendo mella especialmente entre los colectivos más vulnerables como es el colectivo de personas inmigrantes, estos nuevos vecinos y vecinas han venido para quedarse con el mismo fin que lo hacían antaño: iniciar una nueva vida.

Conscientes de ello y a modo de expresión de una voluntad inequívoca, el Ayuntamiento de Portugalete, a través del Área de Bienestar Social y Participación e Innovación Social, ha elaborado el II Plan de Inmigración y Convivencia Intercultural 2012-2015. Un plan que involucra a todas las áreas y departamentos del Ayuntamiento para lograr una integración efectiva de las personas extranjeras sobre los principios de igualdad y participación de todas las personas residentes en la villa. El objetivo no es otro que trabajar conjuntamente a favor de la interculturalidad y crear nuevas herramientas y espacios para mejorar la convivencia y la integración.

Y hoy, además de la Virgen de la Guía y las universales fiestas de San Roque, Portugalete celebra también la Fiesta del Cordero, el Año chino de la Serpiente, o la “Fiesta de los Faroles”, a las que ¡tú también estás invitado!

Últimos contenidos del proyecto