Tres relatos de una misma realidad


Hace aproximadamente un año, después de realizar la experiencia piloto de identibuzz en el barrio de San Francisco en Bilbao y Mouraria en Lisboa, planteábamos nuestra intención de desarrollar nuevas experiencias del proyecto identibuzz.

Pues bien, después de varios meses de trabajo ya están finalizados y publicados los trabajos de TolosaldeaErmua y Getxo, los últimos territorios en los que hemos realizado el proyecto Identibuzz.

En el proceso de trabajo las personas participantes nos han contado las motivaciones que les obligaron a dejar su tierra, su familia y sus raíces. “Me imagino que habrá tantas razones como personas. Pero siempre que nos movemos yo creo que es para buscar algo mejor […]. Porque si no, no nos meteríamos en aventuras tan duras como dejar a nuestra familia”.

Pero la legítima aspiración de progreso no es la única motivación. En otras ocasiones las motivaciones son la mera supervivencia: “La mayoría busca unas mejores condiciones de vida y otros huyen de la guerra, de la hambruna, del miedo o de una coyuntura política para poder mantener a su familia”.

Todas estas personas se esfuerzan, nos aportan y contribuyen al progreso de nuestra sociedad llenando huecos en el mercado laboral de ocupaciones que no son consideradas deseables por la población autóctona, pero “tratar a la gente sólo como mano de obra, creo que es una mala base […]”.

La discriminación por motivos de procedencia, raza o cultura sigue estando muy presente en nuestras sociedades. El miedo a lo desconocido genera actitudes de rechazo. Pese a todo, el cambio de actitudes y una mayor sensibilidad hacia la problemática de estas personas que se ven obligadas a dejarlo todo atrás por distintas razones va imponiéndose. “Trabajo de voluntario hablando castellano con él (un chico senegalés)”. “Quedamos para tomar un café y hemos hecho una amistad. Yo le cuento mis problemas y él también me cuenta los suyos. […] El programa se ha acabado, pero la relación se mantiene”.

En este contexto de trabajo nos gustaría resaltar la experiencia realizada en Ermua. Un grupo de chicos y chicas de 7 nacionalidades distintas nos enseñan cómo es la convivencia en el Centro de Iniciación Profesional de Ermua-Mallabia, donde alrededor de 90 jóvenes de múltiples procedencias estudian y se preparan para el mercado laboral en distintas profesiones. “En este centro no hay países, con lo cual todos somos del mismo Centro y todos nos relacionamos estupendamente”. A modo de cicerones, este grupo de chicas y chicos tan heterogéneo nos cuenta la historia reciente de Ermua. “Un pueblo de aluvión que vio como su población aumentaba en los años 70 de 3.000 a 18.000 habitantes”.

Los talleres participativos y las grabaciones se realizaron entre los meses de octubre y noviembre de 2012. En el proceso participaron 44 personas de 21 nacionalidades diferentes, se realizaron 168 entrevistas y más de 30 horas de grabación.

Termina un ciclo y comienza uno nuevo, identibuzz continúa y seguimos trabajando para seguir incorporando nuevos relatos compartidos al mapa de experiencias que estamos realizando.

Agradecemos profundamente la colaboración de todas las personas y asociaciones que con su trabajo han hecho posible la realización del proyecto en estos tres territorios.

Muchas gracias a todas ellas.

CATEGORÍAS

Comentarios 0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>